brujas

 

CUIDADO Y ENCENDIDO DE LAS VELAS

1. Para que el rendimiento de su vela sea óptimo, sobre todo cuando son velas perfumadas, encienda la vela hasta que el pozo de cera llegue al borde luego apáguela, esto es para que dure más su vela al mismo tiempo que se libera el perfume. Esto es necesario cada vez que encienda su vela, si la sopla antes que el tamaño del pozo llegue al borde, se formará un hoyo y su vela durará menos tiempo. Para conseguir un pozo de cera suficiente, debe ser prendida cerca de una hora por cada 2,5 cm de diámetro, por ejemplo: Una vela de 5 cm de diámetro debe encenderse por dos horas, luego apagarla.

2. Al encender su vela colóquela fuera de corrientes de aire, de esta manera durará más, porque se consume parejo por todos lados. Una corriente de aire puede hacer que cualquier vela chorree. Una forma segura de saber si su vela gotea por una corriente de aire, es mirar si el chorreado esta sucediendo igual alrededor de la vela, porque si chorrea por un sólo lado o si la flama fluctúa o baila produciendo un chorreado o es débil por falta de oxígeno, todo esto significa que está en una corriente de aire. Si usted no puede evitar colocar la vela lejos de una corriente de aire, entonces gire la vela 180 grados cada hora, esto hará que queme más o menos parejo. También puede utilizar recipientes más altos que la vela o briseras.

3. Cada vez que vaya a encender la vela, observe la mecha, debe tener un centímetro de largo, límpiela con cuidado para no sacar la mecha de la vela o romperla accidentalmente, mantenga la mecha centrada y recta, remueva cualquier sucio o restos que puedan haber quedado sobre la parte superior de la vela, así como cualquier aglomeración que haya quedado del encendido anterior.
Guia para el practicante solitario (pdf)

4. Las velas en forma de esferas arderán dentro y dejarán la forma de afuera intacta, como 7 a 8 cm o menos. Para conservar la vela por más tiempo, cuando la encienda por primera vez, déjela encendida hasta que el diámetro del agujero que se forme sea el apropiado, unos 30 a 45 minutos ardiendo es suficiente para que se produzca un agujero del tamaño de una vela para te o una votiva de 10 hora, de esta manera, puede mantener su vela «por siempre», sólo reemplazando la votiva, en lugar de quemar la vela.

5. En caso de velas contenidas en recipientes de vidrio, hay que tener cuidado, pues el vidrio no es resistente a altas temperaturas, debe apagar la vela antes que toque las paredes del recipiente. Y recuerde, una vela en vidrio no es tan segura como una columna. Sin embargo, puede ayudar a prevenir la ruptura del envase, colocando por lo menos una cucharada de agua en el fondo.

6. Coloque la vela encendida sobre una superficie no inflamable, y nunca la deje sola, ardiendo sin atención, así evitará accidentes.

7. Cuide que las velas encendidas están fuera del alcance de los niños y mascotas que puedan derribarlas accidentalmente.

8. Nunca las deje expuestas directamente al sol, pueden ablandarse y perder su forma tanto como su color.

9. La mejor forma de guardarlas, cuando no se usan, es en un lugar oscuro, seco y frío, envueltas en papel fino para que no rocen unas con otras.

10. Si una vela ha goteado sobre sus muebles use un algodón mojado en alcohol para limpiarlos.

10. Para limpiar los restos de cera en sus candelabros, colóquelos en el congelador por quince minutos, lugo presione con los dedos para retirar los restos de cera.
el martillo de las brujas I
el martillo de las brujas II

LAS VELAS

La luz de una vela crea una atmósfera de tranquilidad, parece que el tiempo se detiene para disfrutar ese momento, relajarte, olvidar un poco tus problemas y compartir con una buena compañía.

En las largas horas de soledad, cuando cae la tarde, puedes sentarte, recostarte, disfrutar la luz y el aroma que se esparce permitiendo que el espíritu se reconforte.

Un momento romántico o una cena íntima, no estarían completos sin la tibieza y misterio que ofrecen las velas encendidas, las velas van de la mano con la pasión.