CHAMANISMO
chaman

La palabra chamán proviene de un vocablo de origen siberiano shaman
que identifica hombre-dios-medicina.
El vocablo tungu original xaman contiene la raíz scha, "saber", por lo que
chamán significa "alguien que sabe, que es un sabio".
Mircea Eliade, investigador rumano que realizó la primera recopilación
sobre el chamanismo y cuyos libros son textos clásicos obligados para su
estudio, define al chamanismo como la técnica del éxtasis o trance, y al
chamán como el gran especialista del alma humana que tiene la
capacidad de realizar viajes hacia la región de los espíritus y desde allí
puede armonizar la realidad.

MIRCEA ELIADE DICE: "El chamán, cuya vocación es señalada por alguna
circunstancia extraña (un sueño, una enfermedad, un rayo) inicia su difícil
aprendizaje, que puede durar muchos años y que se caracteriza por la
experiencia iniciática de sufrimiento, muerte y resurrección ritual, vivida
particularmente a través de rigores como el ayuno, dietas estrictas,
veladas interminables, abstinencia sexual, dominio de la caza, la pesca y
las artes cotidianas, conocimiento de las plantas medicinales y consumo
de plantas psicotrópicas. En este tiempo, el iniciado aprende cantos,
bailes, rezos, mitos y, en general, la cosmogonía y la historia de su pueblo."
El chamán sería en si el guía espiritual o curandero de un pueblo o grupo
social, el cual es conocedor de las leyendas y de todo el ceremonial
necesario para poder representar tanto como consejero como curandero
medicinal y espiritual.
Lecciones de wicca
El chamán mantiene el equilibrio social y espiritual de su pueblo.
"El éxtasis chamánico, al igual que el de ciertas tradiciones religiosas,
como el samadhi budista, el fana sufí y el "estado beatífico" cristiano, es
un estado de "viaje" o vuelo mágico. En el éxtasis chamánico el énfasis
radica en los viajes místicos al mundo superior o inferior, para encontrarse
cara a cara con los espíritus, los dioses y los demonios, incluye fenómenos
clarividentes como voces y visiones, que facilitan la orientación o
información para alguna curación, o para el crecimiento espiritual y la
solidaridad en la comunidad."
En el siglo XVII los jesuitas informaron al mundo europeo de la existencia
de "pociones diabólicas" hechas por los indios del Amazonas. Han recibido
y reciben muchos nombres según su distribución: "Ayahuasca", en la
Amazonía de Bolivia, Perú y Ecuador; "Caapi", en el noreste de Brasil y
Colombia; "Yajé", al este de los Andes de Colombia y Ecuador; "Nixi pae",
por los indios cashinahua de Perú, "vinho do Jurema" en los ritos afrobrasileños,
y "Santo Daime" o "Daime", por el culto sincrético cristiano
originario en Brasil

 El niño de doce o trece años es abandonado por su padre en algún lugar
solitario, con un pequeño fuego que mantenga alejadas a las bestias, y allí
ayuna y reza cuatro días o más, hasta que algún visitante espiritual llega
durante el sueño en forma humana o animal para hablarle y darle poder.
Su vida posterior estará determinada por esta visión, porque su familiar
puede conferirle el poder de curar como chamán, el poder de atraer y
matar animales o la habilidad de convertirse en guerrero. Y si los
beneficios obtenidos no son suficientes para la ambición del joven, puede
ayunar otra vez, con tanta frecuencia como lo desee.
Si un hombre tiene mala suerte, sabe que su don de poder sobrenatural es
insuficiente, mientras que, por otra parte, los grandes chamanes y jefes
guerreros han adquirido poder en abundancia en sus ayunos visionarios.
El sacerdote es un miembro iniciado socialmente, instalado
ceremonialmente, de una organización religiosa reconocida en la que
ocupa un cierto rango y actúa como usufructuario de un cargo que
ostentaron otros antes que él, mientras que el chamán es uno que, como
consecuencia de una crisis psicológica personal, ha obtenido ciertos
poderes propios. Los visitantes espirituales que se le presentaron en la
visión nunca antes habían sido vistos por ningún otro; eran sus familiares
personales y protectores.

manual del hechicero (pdf)
En definitiva y resumiendo lo anteriormente dicho, el Chamanismo se
refiere a una clase de creencias y prácticas tradicionales que aseguran la
capacidad de diagnosticar y de curar el sufrimiento del ser humano y, en
algunas sociedades, la capacidad de causarlo.
Los chamanes creen lograrlo atravesando la línea con el mundo de los
espíritus y formando una relación especial con ellos. Aseguran tener la
capacidad de controlar el tiempo, profetizar, interpretar los sueños, usar la
proyección astral y viajar a los mundos superior e inferior.
Las tradiciones de chamanismo han existido en todo el mundo desde
épocas prehistóricas. El chamanismo se basa en la premisa de que el
mundo visible está impregnado por las fuerzas y los espíritus invisibles,
que afectan todas a las manifestaciones de la vida.
Magia Negra

regresar al indice